UN TAL PÉREZ REVERTE


Hasta los arrecifes solitarios de esta Isla del Náufrago llega la polémica originada por las declaraciones de un tal Pérez Reverte, que acusó a un ex-ministro del Reino de España de irse como un mierda. “Se fue como un perfecto mierda.” “Ni para irse tuvo huevos”. ¿Y qué había hecho el ex-ministro, señor Moratinos, para merecer tales acusaciones? Pues algo imperdonable: emocionarse y derramar una lágrima en el momento de su despedida, tras seis años de trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

“Vi llorar a Moratinos”, insiste el tal Pérez Reverte, a quien sería fácil descalificar (utilizando su lenguaje y estilo argumental) diciendo que no hay que dar importancia a las palabras de un escritor que no vale una mierda; pero se faltaría a la verdad, porque sí vale una mierda. Incluso la Ministra de Cultura lo ha valorado muy positivamente al decir, en respuesta a sus palabras,  que “los intelectuales tienen la libertad de opinar como consideran”.

Será preciso, pues, hacerse otras preguntas más burdas y darse otras respuestas menos intelectuales. Por ejemplo: ¿Son las emociones y las lágrimas patrimonio de la mierda? Eso parece, aunque uno siempre había pensado que eran patrimonio del corazón humano. ¿Serán el corazón y la mierda una misma cosa? Acaso sí, puesto que ambos son blandos, ambos se componen de la materia de los hombres y no del oro de los dioses o el acero de los héroes (acero inoxidable).

Del acero, ese tal Pérez Reverte debe de saber mucho más que yo, que también lloro y me emociono algunas veces. Será que soy un mierda. Para colmo, sólo sé que de acero están hechos los ganchos de los carniceros, las navajas que tan fácilmente atraviesan los corazones blandos, las picas puestas en Flandes y esas lanzas como las que el señor Reverte -tan flamenco y valeroso-  ha utilizado para darle  “a moro muerto, gran lanzada”.

José Antonio Abella

10 comentarios:

Isolda dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo. A este señor se le subió el ego a la cabeza, ¡qué le vamos a hacer!
Moratinos se fue como un señor, como un señor con sentimientos, que es lo que le engrandece.
Ya que la ministra ha intentado justificar sus palabras, me pregunto: ¿seré una intelectual, es decir, una mierda?
Gran duda que me corroe.
Por si acaso envío besos, me gustan más.

Amando Carabias María dijo...

Tu comentario me ahorra muchos más.
Sólo digo que quien no es capaz de entender una lágrima, sólo es digno de lástima.

Domadora de Elefantes dijo...

Nunca me ha gustado Pérez Reverte, ni como periodista, ni como escritor, ni como persona. Una de las mayores vergüenzas de la lengua Española es que este interfecto haya entrado en la Real Academia.
Un beso, náufragos queridos.

Ángeles Hernández dijo...

Vengo de Amando para aplaudir tue entrada y abundar en que quien insulta no descalifica sino que se descalifica.

Da igual que llame mierda o imbécil, alguien se está burlando de los sentimientos ajenos y eso le deja a la altura del betún. No vamos a insultarle, no vamos a ser como él.
que con su pan se lo coma.

Y encima , quizás ni siquieera sea un insulto a la persona, sino un intercambio de "frases hirientes" entre ideologías que meten el puñal aprovechando cualquier gesto de la otra parte para meter el puñal por la espalda, como si así se reivindicaran mejor a sí mismos.

Además de insensible, torpe.

PS: de la ministra mejor no opino, porque eso de que todo vale, es también difícil de tragar.

Ah!, y escribir historias bien documentadas pero carentes de reflexión no es de intelectuales. Dándole un poco de argumento a wikipedia se leería casi lo mismo. ( Aquí soy dura, pero no insulto).

Un saludo novato Á.

Marcos Alonso dijo...

Hola Jose Antonio, me ha encantado tu post. Debo reconocer que no estoy al día en las noticias, por lo menos de las oficiales que machaconamente nos bombardea desde la tele. No conozco bien a estos personajes y siempre es tan fácil opinar como equivocarse, sin embargo, a tenor de los hechos uno siempre se deja llevar por la impresión sin darle a la victima y su verdugo el derecho de réplica, valorando las fuentes de la noticia, la posibilidad de un comentario sacado de contexto..., puede que ahí también pequemos de injustos, pero pienso, deseando equivocarme, que es posible que el señor Moratinos sea una mierda de escritor pero parece buena persona como el señor Pérez-Reverte que parece buen escritor pero parece una mierda de persona.

Un abrazo

Flamenco Rojo dijo...

Yo también vengo del blog de Amando...

El tal Pérez Reverte ha dicho a posteriori: "Si lo llego a saber lo insulto (a Moratinos) mucho antes". Tan cínico y simple que reconoce que su único interés era comercial…Pues sepan ustedes que desde el momento que escuché las palabras del tal Pérez Reverte ya tiene un lector menos. No quisiera ser enrevesado, pero… ¿estarán esperando los Sánchez Dragó, Alaska, el tal Pérez Reverte un triunfo inminente de la derecha que tan bien recompensa?

Un saludo.

Anabel dijo...

No lo entiendo. Pero aún entiendo menos que la Ministra de Cultura, que hace unos días se enfrentó directamente al alcalde de Valladolid por unas declaraciones del mismo fuera de tono respecto a Leire Pajín, diga que a un intelectual se le está permitido decir cualquier cosa. Y cualquier cosa sea que un señor es una mierda porque muestra sus sentimientos en público.

Hay que joderse -que como yo también soy intelectual puedo decir lo que se me antoje-.

Vengo de la mano de Amando, como ves bien guiada, y vengo a romper una lanza por Moratinos y por tus opiniones.

Saludos,

Anabel

J.Lorente dijo...

Vengo del Blog de Amando.

Acabo de leer tu Post y he quedado decepcionado (por Pérez-Reverte, claro). Es un escritor que siempre me ha gustado más como articulista que como novelista, precisamente por su desenfadado tono y su buen criterio. Como novelista siempre ha recurrido a lo más comercial, pero no pensaba que haría lo mismo a la hora de opinar o criticar... Desde luego, él puede opinar lo que quiera y expresarlo como le plazca, pero de ahí al insulto hay un trecho, y ese trecho se lo ha saltado a la torera.

Me alegra haberte conocido... Te leeré.

Marina Fligueira dijo...

Hola José: gracias por compartir lo que sientes en forma de denuncia sobre la cual, la mayor parte de los españoles, estamos de acuerdo. Bravo por tu post, y, cien aplausos de mi parte.
El tal Prez Reverte, por lo menos para mí, es un impresentable sin sentimientos, he leído un libro suyo, pero no volveré a leer otro. Besos a puñados. Se muy feliz.

Pilar Moreno Wallace dijo...

No hay duda que el Sr. Reverte da pruebas de que es una persona insensible; es la frialdad que reflejan sus letras.

Saludos